Revista Cirugía Mayor Ambulatoria Vol. 16 / Nº 1
Peritonitis secundaria a perforación intestinal tras miomectomía histeroscópica
L. Nieto Serradilla, M. A. Gómez Ríos
La histeroscopia se ha convertido, en los úlitmos años, en una de las técnicas más importantes para la valoración de la patología intrauterina, no sólo como herramienta diagnóstica sino terapéutica de diferentes patologías benignas, como la exéresis de pólipos endometriales, miomas submucosos, tabiques y sinequias uterninas, así como otros procedimientos quirúrgicos como la esterilización o la ablación endometrial. La histeroscopia operatoria o quirúrgica se ha asociado a un menor tiempo quirúrgico, una recuperación postoperatoria precoz, así como una menor morbilidad si se compara con la histeroctomía realizada por vía abdominal. En general se considera una técnica segura, con una baja incidencia de complicaciones (0,28-3,95 %), lo que ha permitido su realización en régimen ambulatorio; sin embargo, existen potenciales eventos adversos que pueden ocurrir durante o tras el procedimiento y que tanto el ginecólogo como el anestesiólogo deben conocer. Las principales son la perforación uterina, la hemorragia masiva y la hiperhidratación hipotónica. Un reconocimiento remprano así como un manejo apropiado de las mismas son esenciales para disminuir la morbimortalidad derivada.

CIR MAY AMB 2011; 16 (1): 43-44


Descargar




ASECMA © 2014              info@asecma.org              Tel. 902 025 03X